Ajuntament de Barcelona

Cylindropuntia tunicata

Jardines de Mossèn Costa i Llobera

    Nombre castellano: 
    Abrojo
    Sinónimos botánicos: 
    Cactus tunicatus, Opuntia tunicata, Opuntia puelchana
    Características de la especie
    Familia: 
    Cactáceas
    Origen: 
    De Texas al norte de Chile
    Hábitat: 
    Suelos muy pobres en zonas desérticas
    Características: 

    Planta suculenta perenne redondeada de talla media (hasta 60 cm) y amarillenta, con tallo cilíndrico verde recubierto completamente de espinas rígidas y muy duras. Estas espinas, de 2 a 3 cm de longitud, tienen una funda papirácea blanca y una forma de anzuelo que hacen que sean muy difíciles de extraer de los cuerpos donde se clavan.

    El fruto es globoso y de color rojo.

    Las flores pueden ser de color amarillo, amarillo-verdoso hasta rojo púrpura y el color puede variar según el grado de madurez de la planta.

     

    Época de floración: 
    Primavera
    Usos y propiedades: 

    En algunas áreas de América, se usa para formar cercas que protejan de las fieras salvajes.

    Historia y curiosidades: 

    El nombre científico, Cylindropuntia tunicata, está formado por el nombre de género Cylindropuntia, derivado de la palabra latina cylindrus, “cilindro”, y Opuntia, género del que fue separado, y el término latino tunicata, “con túnica”, alusivo a la túnica que recubre las espinas.

    Las espinas, muy duras y capaces de atravesar la ropa e incluso la suela de las botas de montaña, son muy peligrosas. Cuando se clavan bajo la piel son muy dolorosas, porque la funda que las recubre, irritante, se desprende y se queda dentro de la carne. Su forma de anzuelo dificulta mucho su extracción, que es muy dolorosa. Esta peligrosidad le ha valido el nombre quichua de atoq-waqachi, “que hace llorar al zorro”, e hizo que los nativos norteamericanos lo usasen como arma contra las tropas de caballería invasoras, a las que emboscaban en desfiladeros estrechos para lanzarles trozos de la planta con la ayuda de largos palos. En determinados hábitats puede considerarse una planta invasora.