Ajuntament de Barcelona

Dracaena drago

Jardines de Mossèn Costa i Llobera

    Nombre catalán: 
    Drago de Canàries
    Nombre castellano: 
    Drago
    Nombre inglés: 
    Dragon tree
    Sinónimos botánicos: 
    Asparagus draco
    Observaciones: 

    El estado de conservación de esta especie según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es vulnerable.

    Características de la especie
    Familia: 
    Agaváceas
    Origen: 
    Macaronesia (Islas Canarias, Islas del Cabo Verde y Madeira) y oeste de Marruecos
    Hábitat: 
    Bosque termófilo (100 a 600 m de altitud)
    Características: 

    Planta de hasta 15 m de altura, con un único tronco grueso, liso en los ejemplares jóvenes y rugoso y con marcas en los viejos, y una copa densa y en forma de paraguas. La ramificación tiene lugar cada 15 años  después de la primera floración.

    Las hojas, situadas en manojos en los extremos del tronco y de las ramas, son estrechas y alargadas (de 50 a 60 cm de largo y de 3 a 4 cm de ancho) y gruesas, coriáceas pero flexibles, de color verde grisáceo o glauco.

    Las flores, blanquecinas, se presentan en racimos densos.

    Los frutos, esféricos y de 1,5 cm de diámetro, son carnosos y de color naranja.

    Época de floración: 
    Junio-agosto
    Época de fructificación: 
    Septiembre-abril
    Usos y propiedades: 

    La savia del drago (conocida como sangre de drago, por el color rojo que adquiere en contacto con el aire) se comercializaba por sus propiedades medicinales y para ser usada en tintes y barnices, como por ejemplo los utilizados por los lutieres.

    En medicina popular, con la savia se trataban heridas.

    Historia y curiosidades: 

    El nombre científico del drago, Dracaena drago, está formado por el nombre de género Dracaena, del griego δράκαινα, “dragona”, y el término latino drago, “dragón”, ambos referidos a la denominación “sangre de dragón” con la que se conocía y comercializaba su savia.

    El ejemplar más famoso de drago es el llamado drago milenario, en Icod de los Vinos (Tenerife), aunque se calcula que su edad real oscila entre los quinientos y los seiscientos años.

    Aunque el gobierno de Canarias considera al drago un símbolo natural de la isla de Tenerife, es en La Palma donde hay la concentración más alta de dragos en el archipiélago.

    En 1996, los naturalistas Fabrice Cuzin y Abdelmalek Benabid descubrieron una nueva subespecie de drago en Marruecos (Dracaena drago sub. ajgal).

    El tronco del drago no presenta anillos de crecimiento, por lo que la edad solo puede calcularse en base al número de filas de ramas, ya que después de la primera floración se ramifica cada quince años.

    El drago es raro en Barcelona, ciudad en la que puede verse en el parque de Diagonal Mar y en Montjuïc (en el Jardín Botánico y en los Jardines de Mossèn Costa i Llobera).

    Más información : 

    LÓPEZ GONZÁLEZ, Ginés A. Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. (2 vol.) Madrid: Mundi-Prensa, 2001

    THE ROYAL HORTICULTURAL SOCIETY. Enciclopedia de plantas y flores. Barcelona: Grijalbo, 1996

    http://www.rhs.org.uk