Ajuntament de Barcelona

Ceratonia siliqua

Jardines de Mossèn Costa i Llobera

    Nombre catalán: 
    Garrofer
    Nombre castellano: 
    Algarrobo
    Nombre inglés: 
    Carob
    Observaciones: 

    El estado de conservación de esta especie según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es de preocupación menor.

    Características de la especie
    Familia: 
    Fabáceas
    Origen: 
    Mediterráneo oriental
    Hábitat: 
    Litoral
    Características: 

    Árbol perenne de 5 a 8 m de altura, aunque puede llegar hasta los 15 m, con tronco corto y copa densa y redondeada, de color oscuro. La corteza es gruesa y fisurada.

    Las hojas son compuestas, de 10 a 20 cm de longitud, y alternas. Tienen de 6 a 10 foliolos ovalados con el ápice redondeado, ligeramente coriáceos, de 3,5 a 5 cm de largo y de color verde oscuro, brillante en el haz y mate en el envés.

    Las flores, pequeñas y sin corola, que ha sido sustituida por un disco carnoso, aparecen sobre la madera vieja de las ramas y forman racimos cilíndricos. Las flores masculinas, con 5 estambres y color amarillento o rojizo, desprenden un olor característico.

    El fruto es una legumbre colgante, de 10 a 30 cm de longitud, con vaina coriácea de color castaño oscuro, o casi negro en la madurez, e indehiscente (no se abre para soltar las semillas). Es plano, recto o curvo, y grueso, especialmente en la parte de la sutura entre las vainas, y contiene entre 15 y 20 semillas, de forma oval aplanada y de color castaño, recubiertas de pulpa gomosa comestible, de gusto dulzón.

    Época de floración: 
    Julio-noviembre
    Época de fructificación: 
    Finales de agosto-principios de septiembre
    Usos y propiedades: 

    La madera del algarrobo se emplea como combustible y en carpintería, para construcciones y para la fabricación de muebles y herramientas.

    Tradicionalmente, en el Mediterráneo las algarrobas se han usado con finalidades medicinales.

    Además de estas aplicaciones, la algarroba tiene uso como alimento para el ganado (tanto las semillas como las vainas) y también humano. De la algarroba se obtiene un producto que se emplea como sucedáneo del chocolate (menos frecuentemente del café) en alimentos dietéticos y un espesante y gelificante utilizado como aditivo en la industria alimentaria. Aunque modernamente el consumo humano de algarrobas ha disminuido, cuando la caña de azúcar y la remolacha eran menos habituales, las algarrobas eran una importante fuente de azúcar y se empleaban de diversas formas (secas, tostadas o en harina) como ingrediente de confituras y mermeladas, pasteles, galletas, licores y bebidas refrescantes.

    Se usa en jardinería por su porte y su resistencia a la sequía.

    Historia y curiosidades: 

    El nombre científico del algarrobo, Ceratonia siliqua, deriva del griego κεράτιον, “algarroba” (de κέρας, “cuerno”, por la forma) y del latín siliqua, “algarroba”. En la antigüedad, las semillas del algarrobo, muy uniformes en tamaño y peso, fueron usadas en Oriente Medio para pesar oro y gemas, por lo que acabaron convirtiéndose en la medida de peso en joyería, el quilate, término derivado, precisamente, del griego κεράτιον, “algarroba”.

    En el antiguo Egipto las algarrobas se usaban habitualmente como producto endulzante: el jeroglífico para representar el concepto de dulce era precisamente el dibujo de una algarroba.

    El algarrobo es una de las especies autóctonas que forman el bosque mediterráneo.

    Más información : 

    LÓPEZ GONZÁLEZ, Ginés A. Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. (2 vol.) Madrid: Mundi-Prensa, 2001

    http://www.asturnatura.com