Ajuntament de Barcelona

Ziziphus jujuba

Jardines de Miramar y camino dels Cims

    Nombre catalán: 
    Ginjoler
    Nombre castellano: 
    Azufaifo
    Nombre inglés: 
    Chinese jujube
    Sinónimos botánicos: 
    Ziziphus vulgaris, Rhamnus zizyphus, Ziziphus zizyphus, Ziziphus officinarum, Ziziphus sativa
    Características de la especie
    Familia: 
    Ramnáceas
    Origen: 
    Norte de África y Siria
    Hábitat: 
    Zonas cálidas
    Características: 

    Árbol caduco de unos 2,5 m de altura, aunque puede llegar hasta los 10 m, con tronco recto con nudos y corteza muy arrugada, muy ramificado con ramitas espinosas de color verdoso, en zigzag y colgantes.

    Las hojas, de 2 a 7 cm de longitud, simples y alternas, son coriáceas, con el haz verde brillante y casi no tienen peciolo. La forma varía de oblonga a ovaladolanceolada, con los márgenes finamente serrados y el ápice agudo o redondeado. Las hojas tienen tres nervios principales longitudinales y dos estípulas (apéndices que crecen a lado y lado del punto de inserción de la hoja) espinosas en la base, que son resultado de la adaptación de la planta para protegerse de los herbívoros).

    Las flores, poco vistosas, de 3 a 4 mm de diámetro y de color amarillo verdoso, son axilares y aparecen en grupos de 2 o 3 a lo largo de las ramas. 

    Los frutos (llamados azufaifas) son drupas comestibles globosas o elipsoidales, de color rojizo o amarronado en la madurez, de 2 a 3 cm de longitud (aunque algunas variedades injertadas producen frutos de 5 a 6 cm). La pulpa es harinosa, comestible y dulzona y solo contiene una semilla.

    Época de floración: 
    Abril-agosto
    Época de fructificación: 
    Septiembre-octubre
    Usos y propiedades: 

    El fruto del azufaifo es rico en azúcares, almidón y vitamina C, por lo que tradicionalmente se ha consumido como fruta, natural o seca. 

    Con la madera del azufaifo se han construido instrumentos musicales, como por ejemplo las dulzainas o las tenoras.

    Además de estos usos, el azufaifo también se ha usado por sus propiedades terapéuticas.

    Historia y curiosidades: 

    El nombre científico, Ziziphus jujuba, está formado por el nombre de género Ziziphus, de la palabra griega ζίζυφον, "azufaifo", y el término jujuba, forma latina medieval del latín zizyphum, "azufaifo", adaptación, a su vez, del griego ζίζυφον.

    La denominación científica del azufaifo tiene una curiosa historia por la combinación de regulaciones en la nomenclatura botánica y variaciones en la grafía. En 1753, en Species Plantarum, Carlos Linneo describió la especie bajo el nombre Rhamnus zizyphus. Solo quince años más tarde, en 1768, Philip Miller consideró que la planta era lo suficientemente diferente de las especies comprendidas en el género Rhamnus para asignarla a un nuevo género bajo un nuevo nombre, Ziziphus jujube, usando el nombre de especie de Linneo como nombre de género con, probablemente por error, un cambio de ortografía: ziziphus en lugar de zizyphus; dado que los tautónimos (repetición de exactamente el mismo nombre en el género y la especie) no se permiten en nomenclatura botánica, usó el término jujuba para la especie. Sin embargo, dada la diferencia de grafías, se considera que Ziziphus zizyphus, combinación hecha por Hermann Karsten en 1882, no es un tautónimo y, por tanto, es un sinónimo botánico válido.

    Es probable que el azufaifo sea originario del norte de África y Siria, desde donde fue introducido en la India y China hace más 4.000 años. A través del Sáhara llegó a la costa marroquí, desde donde pasó a Andalucía y, desde allí, al resto de la Península Ibérica mediterránea. A pesar de que en Valencia y Cataluña los azufaifos, y sus frutos, fueron muy habituales, actualmente su presencia ha disminuido notablemente.

    El uso actual en jardinería, muy limitado, explica que en Barcelona se encuentre en muy pocos lugares (como por ejemplo el Jardín de Aclimatación de Montjuïc).

    Más información : 

    LÓPEZ GONZÁLEZ, Ginés A. Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. (2 vol.) Madrid: Mundi-Prensa, 2001