Ajuntament de Barcelona

Cydonia oblonga

Jardines de Miramar y camino dels Cims

    Nombre catalán: 
    Codonyer
    Nombre castellano: 
    Membrillero
    Nombre inglés: 
    Quince
    Características de la especie
    Familia: 
    Rosáceas
    Origen: 
    Asia occidental y central
    Hábitat: 
    Bosque de ribera hasta 1.400 m de altitud
    Características: 

    Arbusto caduco de 4 a 6 m de altura, con el tronco tortuoso y copa irregular, con ramas flexibles, pardas y moteadas, tomentosas cuando son jóvenes. La corteza es lisa y grisácea y con la edad se desprende en escamas.

    Las hojas, de 5 a 11 cm de longitud y de 3,5 a 7,5 cm de ancho, son enteras y de forma ovada a redondeada, con un peciolo corto. El haz es de color verde y el envés, ceniciento y tomentoso (recubierto de pelos que forman una pelusa).

    Las flores, hermafroditas y de color blanco o rosado, son solitarias y axilares. Miden de 3,5 a 5 cm de diámetro y tienen 5 pétalos.

    Los frutos (llamados membrillos) son pomos ovoides o en forma de pera, de 5 a 10 cm de diámetro, muy aromáticos. Mientras no han madurado, los membrillos son de color verde y están recubiertos por una densa pelusa de color gris claro que se desprende si se frota; a medida que maduran van perdiendo la pelusa y se van volviendo de color amarillo dorado. La pulpa, amarillenta y áspera, es muy dura y aromática y contiene numerosas semillas.

    Época de floración: 
    Abril-mayo
    Época de fructificación: 
    Otoño
    Usos y propiedades: 

    El fruto del membrillero, el membrillo, es comestible, pero su dureza, astringencia y agrura lo convierten en incomestible en crudo, por lo que hay que cocerlo. Precisamente por sus propiedades astringentes, así como por las tónicas y estomáticas, el membrillo se usa con finalidades medicinales.

    Tradicionalmente, los membrillos se han guardado entre la ropa para que le transmitiesen su perfume.

    Las semillas, muy numerosas, están recubiertas de una sustancia gelatinosa usada en farmacia y perfumería para preparar la bandolina, solución que sirve para alisar y mantener liso el cabello.

    La madera, de color blanco rosado, también tiene aplicaciones y se usa para tornear y en ebanistería.

    Además de estos usos, es habitual que en jardinería y en horticultura se empleen los membrilleros como patrón para injertar otros árboles frutales de la familia de les rosáceas.

    Historia y curiosidades: 

    El nombre científico, Cydonia oblonga, está formado por el nombre de género Cydonia, derivado del griego κυδώνια, "membrillo", forma reducida de μήλα κυδώνια, "manzana cidonia, manzana de Cidonia (Creta)", de donde procedían los membrillos más apreciados, y el término latino oblonga, "oblonga", referente a la forma de las hojas.

    El cultivo del membrillero podría ser anterior al de la manzana (ya se cultivaba en Babilonia en el 4000 a. C.) y parece probable que algunos de los relatos y textos antiguos en los que aparecen manzanas se refiriesen en realidad a membrillos. Es el caso de la manzana citada en el Cantar de los Cantares bíblico o de las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides y del juicio de Paris de la mitología griega. Esta confusión no es sorprendente teniendo en cuenta que en las culturas antiguas los membrillos a menudo recibían nombres relacionados con las manzanas: los griegos conocían a los membrillos con el nombre de μήλα κυδώνια, "manzana de Cidonia" —de Cidonia, en la costa noroeste de Creta, procedían los más apreciados—, y una de las tres variedades de membrillo citadas por el escritor romano Columela era llamada mela aurea, "manzana de oro".

    En la antigua Grecia se ofrecían membrillos en las bodas, un rito que llegó de Oriente con el culto a Afrodita y se mantuvo sagrado. Tanto en Grecia como en Roma eran consumidos habitualmente: en el libro de cocina de Apicio (s. I) hay recetas para cocer los membrillos con miel y combinarlos con puerros y en su Historia natural (s. I), Plinio el Viejo cita una variedad de membrillo que se podía comer crudo.

    Más información : 

    LÓPEZ GONZÁLEZ, Ginés A. Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. (2 vol.) Madrid: Mundi-Prensa, 2001

    THE ROYAL HORTICULTURAL SOCIETY. Enciclopedia de plantas y flores. Barcelona: Grijalbo, 1996

    http://www.asturnatura.com

    http://www.rhs.org.uk