Ajuntament de Barcelona

Casuarina cunninghamiana

Jardines de Miramar y camino dels Cims

    Nombre catalán: 
    Pi d'Austràlia
    Nombre castellano: 
    Pino australiano
    Nombre inglés: 
    Beefwood
    Características de la especie
    Familia: 
    Casuarináceas
    Origen: 
    Nueva Gales del Sur y Queensland (Australia)
    Hábitat: 
    Zonas soleadas y húmedas (ríos, torrentes y pantanos)
    Características: 

    Árbol perenne columnar de 20 a 35 m de altura, con tronco generalmente erecto de 1, 5 m de diámetro y una copa de unos 6 m de diámetro. La corteza, densa y escamosa, es áspera y de color marrón grisáceo.

    Las hojas, en forma de aguja, aparecen agrupadas en ramilletes, delgados y suaves, formados por 8 a 10 hojas.

    Las flores masculinas y las femeninas aparecen en árboles separados. Las masculinas, de color café rojizo, brotan en espigas en las puntas de los brotes jóvenes y se disponen en verticilos (conjuntos de espigas que nacen en el mismo nivel de un tallo, formando un círculo a su alrededor). Las femeninas, de color rojo, son pequeñas y ovaladas.

    Las piñas leñosas cónicas, de 4 a 6 mm de diámetro y de 7 a 14 mm de largo, contienen numerosos frutos cuadrangulares con una única semilla. Los frutos, de 3 a 4 mm de largo, son de color gris pálido.

    Época de floración: 
    Mediados de primavera
    Época de fructificación: 
    Verano
    Usos y propiedades: 

    El principal uso del pino australiano es como estabilizador del suelo, especialmente en orillas y áreas costeras, y como árbol pantalla en zonas ventosas. Su capacidad para prevenir la erosión del suelo se mantiene tanto en suelos húmedos como secos, por lo que se ha introducido en varios países con esta finalidad. Las hojas se usan como forraje para el ganado.

    En nuestro país es muy utilizado en jardinería.

    Historia y curiosidades: 

    El nombre científico, Casuarina cunninghamiana, está formado por el nombre de género Casuarina, derivado de la palabra malaya kasuari o kesuari, "casuario", alusivo al parecido existente entre el plumaje del casuario común y la copa del árbol, y el término cunninghamiana, "de Cunningham", dado en honor al botánico inglés Allan Cunningham (1791-1839) por el, también botánico, neerlandés Friedrich Miquel (1811-1871) cuando describió el árbol en 1848.

    Más información : 

    LÓPEZ GONZÁLEZ, Ginés A. Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. (2 vol.) Madrid: Mundi-Prensa, 2001